Mantenimiento web, el servicio olvidado

Poradmin

Mantenimiento web, el servicio olvidado

Hoy os vamos a hablar sobre uno de los servicios que, a veces, menos se tienen en cuenta a la hora de contratar el diseño de una página web: el mantenimiento web.

Tenemos inquietudes en nuestra empresa, queremos estar presentes en el mundo y decidimos dar el salto a la red. Para ello encargamos una página web. Una agencia especializada (o un diseñador/a) nos hace un diseño a nuestra medida, nos la deja perfecta para ese momento, y por ahorrarnos más gastos, decidimos que no contratamos el servicio de mantenimiento porque no vamos a cambiar nada de nuestra empresa próximamente.

Este caso es uno de los errores más cometidos en clientes con página web informativa nueva que nos podemos encontrar. El mantenimiento web es, como ahora veremos, no solo recomendable, sino necesario e imprescindible para que todo funcione correctamente y no nos quedemos anclados en un momento concreto.

Actualización de diseño y funcionamiento interno

Para empezar, el servicio de mantenimiento web nos puede servir para mantener actualizado el diseño de nuestra página. Podemos cambiar colores según la temporada, la tipografía de algunas secciones, las imágenes obsoletas, el orden de los menús, etc. Un diseño no tiene por qué ser estático, sino que una modernización nos vendrá siempre como un lavado de cara con agua fresca, ¡de maravilla!

Por otro lado nos encontramos el funcionamiento interno. Las páginas web llevan mucha programación interna que hay que actualizar cada cierto tiempo para que la página funcione correctamente. Si se deja de actualizar, con el tiempo dejará de funcionar, por lo que deberemos contactar con una persona especializada para ver qué problemas hay, en qué momento han surgido y cómo poder resolverlo. Esto no pasaría si una persona estuviera al tanto de cada actualización de forma regular, evitándose sustos y problemas más graves posteriormente.

Contenido nuevo

Respecto al contenido estamos en la misma situación. Cuando inauguramos una página web, el contenido que ofreces es el que en ese momento has considerado oportuno. Esto no significa que vaya a ser el más adecuado pasado el tiempo. Si entras en ella y ves que no se ha actualizado nada desde hace meses, incluso años, dará una imagen de dejadez, que se acabará transmitiendo a la imagen de tu organización o empresa. Actualizar los post, crear contenido nuevo para nuevos visitantes, cambiar fotografías por otras actuales, vídeos, etc. dará una imagen de movimiento e interés por tus clientes potenciales, intentando mantenerlos siempre al día.

Implementar nuevas herramientas

Otra de las situaciones que nos podemos encontrar es que la web se nos haya quedado demasiado sencilla para lo que ha crecido nuestra empresa. En ese caso, además de actualizar, lo ideal sería implementar: añadir nuevas secciones y/o crear nuevas herramientas para facilitar las compras a tus clientes. Venimos (y todavía estamos) en una etapa socialmente muy complicada, en la que la comunicación con nuestros clientes ha restado en presencialidad y ha aumentado en la red. Tanto la tienda online, como el catálogo de productos y servicios, un blog donde poder ayudar, etc, te ayudará a mantener y crecer, tanto en ventas como en clientes. 

Nuevas aplicaciones de contacto y limpieza

También es interesante dotar a la página web de nuevas aplicaciones de contacto, que en su momento no existían o no se pudieron colocar. Hablamos de mantener un chat a través de la web, por ejemplo, o poder contactar directamente a través de whatsapp web, email, o redes sociales. Los clientes, en muchas ocasiones, necesitan una ayuda rápida, una consulta inmediata, o un contacto instantáneo, que por teléfono puede que no sea factible en ese momento. El poder contactar con la empresa de forma efectiva, ayudará a fidelizar tanto al cliente, como aumentar en ventas o contrataciones.

Además, cabe la posibilidad que después de haber publicado nuestra web, hayamos cambiado de cuenta de correo electrónico, de teléfono o de ubicación. Si un cliente nos busca y en nuestra web aparecen datos antiguos y obsoletos, jamás dará con nosotros. Abandonará nuestra web, con muy mala imagen de nosotros, y se irá a buscar otro proveedor que tenga los datos actualizados y correctos.

Por último, el servicio de mantenimiento web te puede ayudar limpiando el interior de la web de accesos maliciosos, comentarios de spam o aplicaciones de funcionamiento que se eliminaron, se quedaron obsoletas, o están dando problemas.

Mantenimiento web especializado

Como puedes ver no es una tontería y se requiere de un servicio profesional. Éste te ayudará a ti y a tu empresa, organización, etcétera, a crecer y mantener tus clientes o socios atendidos y satisfechos. Contacta con tu diseñador o tu agencia de confianza y no dudes en preguntar por este servicio tan útil.

Sobre el autor

admin administrator